Croacia, la joya del Adriático

Croacia un paraíso terrenal

Croacia ha recogido sus pedazos, dejados por una brutal guerra que asoló al país, para resurgir con, si cabe, más belleza que antes convirtiéndose en unos de los destinos más buscados por los viajeros del "viejo continente". La capital croata es Zagreb, su moneda es la Kuna (cuyo valor oscila entre 7 u 8 kunas = a 1 euro), la rica gastronomía croata es fundamentalmente dieta mediterránea, ofreciéndonos una amplia gama de pescados y mariscos, así como carnes de alta calidad, todo ello a un precio más que asumible, la mejor forma de moverse por Croacia es la carretera, ya que tras la guerra la infraestructura ferroviaria quedó gravemente dañada, Croacia posee una red de carreteras de calidad y las principales ciudades ) están unidas por una autopista, cuyo peaje es barato.
La gran pregunta ¿Qué visitar en Croacia? Por donde empezar ... En Croacia tienes desde ciudades medievales que entrelazan arquitectura de los imperios de Oriente y Occidente, hasta los parque Nacionales más bellos de toda Europa, pasando por bellas playas bañadas por aguas cristalinas. Vayamos por partes, en la península de Istria encontrarás tranquilidad, pequeños pueblos por donde perderse es un placer para cada uno de los sentidos, hermosas playas, calas, una rica gastronomía ... destacan las ciudades de Rovinj, Porec (donde encontramos la basílica de Eufrasio) patrimonio de la Humanidad según la UNESCO) y Pula, así como Parque Nacional de las islas de Brujini (un paraíso terrenal). La Costa Dálmata es el principal foco del turismo y la zona más conocida de Croacia , destacando las ciudades de Zadar, Split y Dubrovnik, 2 ciudades algo menos conocidas son Trogir y Sibenik, también se encuentra en esta zona la joya de Croacia: los lagos de Plitvice y el parque nacional de los lagos de Krak, podremos visitar gracias a los ferrys que zarpan desde lugares como Split las islas de Brac, Hvar, Vis ... resumiendo, nos faltará tiempo y seguro repetiremos visita a este pequeño paraíso que es Croacia.

La Costa Dálmata

Dubrovnik

La ciudad
Es una de las ciudades amuralladas más bonitas del mundo. Su interés turístico ha crecido de manera exponencial, gracias, en parte, a los fans de la serie Juego e Tronos (Dubrovnik es desembarco del Rey en la serie). Su rica gastronomía mediterránea y su amable gente harán de tu estancia un placer.
Las murallas
Subir a las murallas de Dubrovnik es algo "obligatorio" para disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad, durante los casi 2 Kms que tiene el recorrido, que haremos en poco más de una hora. Las murallas tienen hasta 16 torres y varias fortalezas.
Centro histórico
Al cobijo de la imponente muralla se encuentra el centro histórico. Donde destacan: La fuente de Onofrio, la Plaza e Luza, la Catedral, el palacio Spronza, así como los monasterios Dominico y Franciscano.

Dentro de la muralla

Plaza Luzza
Sin duda la plaza más bella de la ciudad. En ella encontramos la Iglesia de San Blas, la torre del campanario, el Palacio Sponza y la Columnata de Orlando.
Calle Stradum
Es la calle principal del centro histórico y la que lo atraviesa, desde la Puerta de Pile hasta la Plaza Luza. Es la zona de mayor actividad de la ciudad y podremos ver la gigantesca Fuente de Onofrio.
Las playas
Dubrovnik nos ofrece varias playas, pero nosotros nos quedamos con la "Gradska Plaza" muy cerca del centro histórico. En ella podremos, a la vez de darnos un baño en sus cristalinas aguas, disfrutar de unas vistas privilegiadas de las murallas de la ciudad.
Dos monasterios
Dentro del centro histórico nos encontraremos un monasterio dominico y otro franciscano, conocido por su farmacia. Ambos monasterios presentan unos claustros espectaculares.

Split

La ciudad
Split nos ofrece visitar una de las más impresionantes obras arquitectónicas de toda Croacia, el palacio de Diocleciano. Podremos visitar cualquiera de las cercanas islas, pasear y bañarnos a lo largo de un parque natural. El Marjal, a las afueras de Split, podremos ir andando o en bicicleta, ya que está muy próximo a Split.
El Palacio de Diocleciano
En el corazón de Split, en su centro histórico se encuentra el Palacio, custodiado por una imponente muralla. Se accede al palacio por cualquiera de las 4 imponentes puertas. Dentro encontraremos el Templo de Júpiter, la Catedral, el Peristilio, el Palacio de Papalic... A las afueras del palacio se encuentra el parque Strossmayer y su famosa escultura de San Nicolás.
Playas
Split posee una de las pocas playas de arena de toda Croacia, la playa de Bacvice. Está en el centro de la ciudad, bastante alargada y en ella podremos darnos un refrescante baño o realizar alguna práctica deportiva en sus campos de voleyplaya, fútbol, baloncesto... Si lo que buscamos es una playa más tranquila o calas íntimas, mejor ir a la zona de Marjal.

Islas

Las islas
Durante la estancia en Split recomendamos, al menos, dedicar un día a viajar a una de sus cercanas islas, nosotros destacamos Brac, Hvar o Vis. Los ferris para acceder a ellas salen por la mañana y vuelven por la tarde-noche. En ellos podemos meter el coche de alquiler si lo deseamos.
Brac
Es la isla más cercana a Split. En ella se encuentra una de las playas más famosas de toda Croacia, la playa Cuerno de Oro, en la localidad de Bol. Además disfrutaremos de una innumerable cantidad de calas donde refrescarnos a la vez que admiramos la naturaleza.
Vis
La isla de Vis está algo más alejada de Split. En ella encontraremos todas las virtudes de las demás islas, aguas cristalinas, parajes increíbles... y, además, podremos visitar el islote de Bisevo, donde se haya la Cueva azul. Llamada así por el color que adquiere al entrar la luz del sol por sus cristalinas aguas.

Zadar

La ciudad
En Zadar disfrutaremos de uno de los atardeceres más bellos de Europa. Aconsejamos hacer por lo menos una noche. El centro histórico de Zadar aglutina todo el interés turístico de la ciudad, aunque siempre podremos callejear fuera de él.
Centro histórico
Pese a no ser muy grande tiene muchísimas cosas de las que disfrutar, la puerta de Zara, la Plaza de los 5 pozos, Santa Anastasia, la Iglesia de San Donato, el Foro romano… pero un capítulo aparte merece el Órgano de mar. La playa la tendremos a 10 minutos de aquí.
Órgano de mar
El paseo marítimo de Zadar es realmente espectacular. Además, como colofón, nos encontraremos con el Órgano de mar y el saludo al sol. Aquí disfrutaremos de un increíble atardecer escuchando como el mar nos deleita con su "música" (indescriptible, hasta que no lo oyes no lo crees).

Trogir y Sibenik

Trogir
Muy cerca de Split encontramos Trogir, la cual merece la pena hacer un pequeño alto. Trogir en realidad es una isla a la que accederemos por un puente, una vez en ella podremos disfrutar de la Fortaleza de Kamarlengo, la Torre de San Marcos, La Plaza de Juan Pablo II y el Palacio Cipiko.
Sibenik
Pequeña ciudad que merece la pena visitar. Destaca su centro histórico cuya joya de la corona es la Catedral de Santiago (Patrimonio de la Humanidad). Sus estrechas callejuelas invitan a perdernos con el intenso olor de su rica gastronomía.

Península de Istria

Porec

Porec
Pese a lo pequeño que es Porec, alberga numerosos edificios bastante bien conservados de las múltiples civilizaciones que marcaron su historia, desde los romanos a los bizantinos, pasando por los francos...
Centro histórico
El eje de su centro histórico gira entorno a su calle principal Decamanus. En ella encontraremos edificaciones románicas y góticas sobre uno de los pavimentos más bellos del mundo y que no pasa desapercibido para nadie..
La Basílica Eufrásica
Símbolo de la ciudad. No en vano es Patrimonio de la Humanidad, declarada por la UNESCO. En el complejo encontraremos la propia basílica, la sacristía, un baptisterio, un campanario y el palacio episcopal. Además de disfrutar de una decoración bizantina, también se conservan varios mosaicos.

Pula y Rovinj

Pula
Al oír su nombre son viene a la mente su apoteósico anfiteatro, uno de los más grandes del mundo de fura de Italia. Pero las maravillas de Pula no acaban ahí, ni mucho menos. El templo de Augusto, la puerta de los Sergios, la de Hércules, la Puerta Gemela, la Catedral, la pequeña Iglesia de Santa María Forgosa, uno de los mosaicos romanos mejor conservados.
Rovinj
Pasear por las estrechas calles de Rovinj es un privilegio al alcance de los pocos que conocen este pequeño pueblo. Merece la pena hacer un alto en nuestro camino para, al menos, disfrutar de unas horas de este pequeño pueblo. Cuando la tarde ya lleva a su fin os recomendamos bajar al puerto donde podremos degustar las maravillas de este pequeño pueblo de pescadores.


Parque nacionales

Lagos Plitvices

Los lagos
Podrían denominarse como el paraíso del agua. Posiblemente uno de los parajes más naturales del viejo continente. Un total de 16 lagos unidos entre sí por hasta 92 cataratas y cascadas. Un placer para todos los sentidos.
¿Cómo llegar?
Plitvice está en el interior de Croacia, próximo a la Costa Dálmata. Podremos comprar una de las muchísimas excursiones que hay por las diferentes ciudades del Croacia que visitemos, aunque nuestro consejo es hacerlo de forma particular, con un coche de alquiler para llegar hasta ellos.
Moverse por dentro
Con la entrada a los lagos podremos hacer uso de las barcazas para movernos por los 3 puertos que hay dentro de los lagos, así como del tren eléctrico que uno otras tantas estaciones. Por supuesto también podremos movernos caminando por unos caminos o puentecitos de madera que cruzan los lagos.

Cascadas de Krak

Los lagos
Aunque distan mucho de ser como Plitvice no por ello dejan de ser realmente espectaculares, con una ventaja respecto a Plitvice, aquí sí que podremos disfrutar de un refrescante baño en una zona bajo la imponente cascada.
¿Cómo llegar?
Muy cerca de la ciudad de Sibenik, se encuentran las cascadas de Krak, podremos llegar a ellas contratando una de las múltiples excursiones que hay en las ciudades cercanas o con un coche de alquiler, que es la opción más recomendable.
Moverse por dentro
Además de la zona de baño hay habilitado un recorrido, de poco más de una hora, donde en un marco incomparable con las cascadas de fondo nos adentraremos en la frondosa naturaleza que rodea a las cascadas de Krak.

Islas Brijuni

Las islas
Un pequeño paraíso natural. Cercano a la península de Istria, disfrutaremos de hermosas calas a la vez que podremos ver asentamientos desde la época del Neolítico hasta nuestros días. Un pequeño pedazo de la historia de Croacia. También nos ofrece un safari con animales exóticos que viven libremente elefantes, cebras, burros...
¿Cómo llegar?
El único acceso a las islas es por medio de barco, éstos salen desde Fazana, una pequeña localidad pesquera cercana a Pula, el trayecto dura 15-20 minutos.
Movernos por la isla
Hay dos formas de movernos por la isla. La primera es un trenecito eléctrico que va haciendo diversas paradas a lo largo de la isla. La segunda, y mucho más recomendable, es alquilar una bicicleta y hacerlo por nuestra cuenta. Podremos así disfrutar de las calas en intimidad y campar por la isla a nuestro gusto.