Imagen destacada Bled
¡ Los Balcanes a tu Aire, segunda parte!
17 julio, 2017
Imagen destacada Perú 1
Perú a tu aire
11 diciembre, 2017

¡ Los Balcanes a tu Aire, tercera parte!

Imagen destacada Skopje
Buenas tardes viajeros. Hoy terminamos el relato de nuestra aventura por los Balcanes. Tras dejar atrás Croacia, Bosnia, Eslovenia y Serbia, el viaje va llegando a su fin. Acompáñanos en y descubre las perlas que esconde Skopje y Sofía, ciudades que no te dejarán indiferentes. Por si te perdiste la primera parte o la segunda parte de nuestro viaje, pincha y te llevarán al enlace. Comenzamos con nuestros últimos 5 días de viaje.


Día 11: dejamos atrás la preciosa Belgrado y nos dirigimos a la ciudad de Niš, situada en el sur del país. Cogimos un tren que nos llevó en unas 4 horas. Durante el viaje pudimos ver la Serbia más rural. Cientos de granjas se acomodan a lo largo del país y pudimos ver estampas que, en España, se perdieron hace años o solo se encuentran en los pueblos.
Una vez en la ciudad y ya en el alojamiento visitamos la ciudad. Aparte de la fortaleza y el paseo agradable por la orilla del río, no tiene mucho más que ofrecer. Debido a su situación geográfica la usamos como descanso, ya que llevábamos una buena paliza encima a andar. El descanso nos vino bien para afrontar los últimos días, donde nos esperaban Skopje y Sofía.
Día 12: Bien pronto pusimos rumbo a Skopje. El viaje en autobús no duró mucho, 4 horas que no se hicieron muy largas. Tras llegar a la estación y un dar un paseo hasta el centro donde se encontraba el alojamiento, pudimos ir viendo lo que nos esperaba en la capital de Macedonia. La plaza central, llamada Plaza de Macedonia, es enorme. Edificios de una gran belleza, estatuas y la fuente, que es lo que más destaca por encima de todo. Con una altura de unos 40 metros y adornada con una figura de un hombre montado a caballo. En teoría es en honor a Alejandro Magno, hay disputa sobre su lugar de nacimiento entre Macedonia y Grecia y, por problemas comerciales (Grecia tiene registrado el nombre de Alejandro Magno) no pueden ponerles este nombre, por lo que optaron por bautizarla como Guerrero a caballo. Nos sorprendió mucho la belleza del centro de la ciudad. Proseguimos visitando el Bazar. En él pudimos ver muchos lugares donde comer y beber, así como infinidad de tiendas. Merece la pena visitar dicho bazar. También encontramos un par de mezquitas por el camino. Cerca del bazar se encuentra la fortaleza. Desde ella se puede observar toda la extensión de la ciudad, el río, sus puentes… una vista magnífica. Al fondo, en lo alto de la montaña Vodno, que se encuentra cerca de la ciudad, vimos la Cruz del Milenio. Tiene una altura de 66 metros y está situada en la parte más alta de la montaña.
Ya por la noche disfrutamos de una buena cena y de un agradable paseo por el río. Ese paseo está muy bien iluminado y la ciudad de noche es más bonita aún. La fuente se ilumina con colores variados y, sin lugar a dudas, es la mayor atracción de la noche. Incluso la Cruz del Milenio se ilumina.
Día 13: mañana de free tour. Aunque ya habíamos visto cosas de la ciudad siempre es recomendable hacer este tipo de tours ya que te cuentan muchas curiosidades. El punto de encuentro era la estatua de la Madre Teresa de Calcuta. Nacida en Skopje y a la cual rinden tributo, no solo con la estatua, hay también varias placas en la ciudad con frases suyas y una iglesia museo en el lugar donde se encontraba su residencia. En dicha iglesia conocimos un poco más de su historia y de su labor. Entre muchas de las cosas que aprendimos en el tour fue la postura de la población frente al gasto del gobierno en la ciudad de Skopje. Como ya hemos dicho hay muchos edificios, estatuas, etc. y planean muchos más. El gasto ha sido muy grande y muchos piensan que si ese gasto hubiese ido a otros sectores de la población como educación. La ciudad cuenta con más de 200 estatuas. En sus 3 puentes principales ya cuentan con 70 de ellas.
A medio día dejamos atrás la sorprendente Skopje para poner rumbo a Sofía. En estos países existen fronteras y, por lo tanto, controles. Esto es algo que tenemos muy olvidado en Europa, ya que en la mayoría de los países podemos acceder sin problemas. La anécdota llega cuanta en la frontera vimos como registraban una furgoneta. Cogieron la rueda de repuesto y encontraron en ella tabaco. No sabemos que pasó después, pero imaginamos que la sanción sería considerable. Tras 4 horas de viaje llegamos a la capital búlgara, Sofía. Como era un poco tarde no pudimos ver mucho. Llegar al alojamiento y dar un paseo por el Bulevar Vitosha. Es la calle principal de la ciudad y alberga el Palacio de Justicia y varios restaurantes y bares donde cenar y tomar algo. Es una calle con un ambiente impresionante.
Día 14: para variar free tour. Pudimos descubrir todos los lugares importantes de la ciudad. Uno de los más destacados es el monumento a Santa Sofía. Situada en un pedestal y con una altura total de 25 metros es uno de los símbolos de la ciudad. La figura hecha de bronce y cobre, sostiene una guirlanda de laurel, una corona y un búho, simbolizando poder, fama y sabiduría. En el tour pudimos ver varias iglesias, como la de San Jorge, con un gran valor arquitectónico, ruinas romanas y, la Catedral de Alexander Nevsky, sin duda la mayor atracción de la ciudad. Impresionante por fuera y por dentro. Considerada la iglesia ortodoxa más grande de Europa, por detrás de la de Belgrado, pero, como ellos dicen, al menos está acabada jajaja.
Por la tarde noche dimos un paseo más allá del Bulevar Vitosha. Al final de dicha calle encontramos un parque muy bonito, con fuentes y jardines donde descansar, y el Palacio de Cultura al fondo. Nos llamó la atención que en dicho parque encontrar un monumento vallado. Este monumento se llama 1300 años de Bulgaria. Erigido para conmemorar el 1300 aniversario da la creación del primer estado búlgaro en 1981. Actualmente se le relaciona con el estado comunista y están a favor de su eliminación, de hecho, su estado es ruinoso. Fuera de razones políticas y tal, este monumento, en buenas condiciones, sería muy bonito. Día 15: este día iba a llegar tarde o temprano, nos volvemos a casa. Tras dar una última vuelta por la ciudad y comprar algún que otro recuerdo, nos preparamos para la vuelta. Cogimos el vuelo a Barcelona y llegamos a España.
Cuando acabo un viaje me gusta reflexionar sobre lo que he visto. Es un placer y una fortuna tener la oportunidad de viajar y descubrir sitios tan increíbles como los que hemos visitado. Este viaje en concreto pudimos ver cómo han ido evolucionando los países que conformaban la antigua Yugoslavia, exceptuando Sofía. A veces no somos consciente de lo agraciados que somos por no haber vivido una guerra y haber pasado por lo que han pasado en esta zona. Unos se han recuperado mejor que otras, pero lo que si podemos decir es que en ninguna de ellas han perdido la sonrisa y siempre nos han tratado muy bien. Me encanta el contraste cultural que hemos vivido. Comenzamos en una parte católica y poco a poco hemos visto el paso hacia la parte ortodoxa.
En general estoy muy contento con el viaje y me resulta difícil elegir que es lo mejor del viaje. Visitamos ciudades impresionantes como Dubrovnik, Skopje, Belgrado, Sofía… disfrutamos de la naturaleza en los Lagos de Plitvice, la gruta de Skocjan, lago Bled y degustamos los platos típicos de cada sitio y nos refrescamos en playas Split y Piran y en lagos como Kravica y Krka. Pero nada hubiera sido posible sin la buena compañía de mis amigos Paules y Barbero, gracias por este viaje impresionante.


Si te gusta este tipo de viajes ya sabes qué puedes hacer. Para contactar con nosotros puedes hacerlo mediante mail info@viajesatuaire.es, a nuestro teléfono 686905877 o rellenando nuestros formularios de contacto y presupuesto.

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al corriente.


Viajes a tu Aire, tu agencia de viajes.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *